Blog

Sobaos Joselín, el empuje de tres generaciones de mujeres pasiegas que van a llevar los sobaos a medio mundo



Vega de Pas. Años 50. Antonia tiene una idea. Aprovechar el obrador de panadero donde trabaja su marido José Luis para hacer sobaos. Se lo cuenta a su amiga Lucía y se ponen manos a la obra. O a la masa. Huevos, mantequilla, azúcar, harina castellana de estraperlo, un poquito de miel para dar brillo y 13 minutos de horno. Nace Sobaos Joselín. Después, a vender a los mercados de Ontaneda, de Selaya y a comercios y restaurantes de Santander. De aquellas maneras. El cuévano, las maletas o cajoneras de madera para el acarreo de unos pocos kilos de género, el burro que ayudaba al cambalache por los puertos. Septiembre de 2016. Laura, la tercera generación de una saga de mujeres emprendedoras, está en una feria de Londres cerrando acuerdos para que los sobaos que creó su abuela se vendan en medio mundo.




Y en el mismo instante María, recién jubilada y con un brillo en los ojos que refleja el orgullo del trabajo bien hecho, nos cuenta toda esta historia en el obrador que construyeron a principios de los 70 en Selaya. «Todo el esfuerzo tiene recompensa y es muy satisfactorio recoger lo que se ha sembrado en toda una vida», nos dice, mientras unas cuantas operarias lavan a mano las besugueras de las quesadas y otras tantas empaquetan las recién horneadas. Leche cuajada recién ordeñada, amasada con mantequilla, azúcar, harina, huevos, limón, canela, un poco de sal y 30 minutos de horno. Huele que alimenta.

María y su hermana María Ángeles han sido las grandes impulsoras del negocio con una máxima que han seguido a rajatabla. Seguir con la misma fórmula de su madre y aplicar la innovación en el empaquetado para alargar la vida del producto. «Compramos y trabajamos con los mejores productos, con los ingredientes más parecidos al sabor de la infancia. Desde que empezó mi madre y hasta hoy no se ha cambiado nada». Si algo funciona, mejor no tocarlo.

Joselín, que acaba de inaugurar tienda online, da empleo a 25 personas y está construyendo nueva fábrica para seguir creciendo, pone en nuestras mesas el sobao pasiego con indicación geográfica protegida hecho con mantequilla y el sobao de margarina; quesadas y pastas pasiegas. Productos horneados diariamente que salen de fábrica entre las 15 y 18 horas en servicio urgente para toda España y parte del extranjero. Larga vida a Sobaos Joselín. Y a todas las mujeres cántabras que, con su dedicación y empeño, tiran de la economía de la región.

Posted 15 noviembre, 2016 by Eva Miguélez

Fuente Original